Inicio»Puentes»Comenzar a leer»¿A dónde vamos? ¿De dónde venimos?

¿A dónde vamos? ¿De dónde venimos?

0
Compartidos
Pinterest Google+

Eternas preguntas

Somos antiguos, muy antiguos… casi me atrevería a decir que podríamos considerarnos a nosotros mismos una reliquia. No les estoy tomando el pelo. ¿No es cierto que el hombre se ha encargado de recrear su historia por todos los medios: en libros, en el cine, en museos…? Tiene su lógica. Siempre ha estado buscándose, nunca ha dejado de preguntarse de dónde viene y cómo ha llegado a ser lo que es. Pero, ¿qué somos? Pues ahí seguimos: buscando respuestas.

Detalle del número 5 de Principia. Artículo de Manel Souto, ilustraciónes de André Stefanini

En el número 5 de la revista Principia he encontrado el mejor ejemplo de esta incesante búsqueda. Todo su contenido tiene esa misión. Es más, ellos mismos lo adelantan en la presentación del número: «Probablemente, el hecho de tratar de entender nuestra propia existencia hace al ser humano tan curioso. Probablemente, ser conscientes de que estamos aquí y ahí, en un universo repleto de organismos que pueblan la naturaleza, otros planetas y quizás otros tipos de formas de vida nos hace tratar de entender qué somos y hacernos las eternas preguntas: ¿a dónde vamos? ¿de dónde venimos?». ¡Qué planteamiento más vital!

No puedo dejar de recordar las palabras de una de mis profesoras de Historia de España, defensora acérrima de lo importante que es conocer el pasado para llegar a entender el futuro. Quizás fue la lección magistral más interesante que recibí en aquel aula o, al menos, en aquel curso. No hay que olvidar que el ser humano no es únicamente una mera acumulación de materia que evolucionó desde el mono hasta nuestros días. En ese largo recorrido hemos ido dejando huellas que se manifiestan en la cultura, el arte y en la sociedad.

Una suma de circunstancias

El ser humano ha ido perfilando su presente a través de tradiciones, de formas de entender el papel que jugamos cada uno en cada momento histórico, pues en cada uno de esos instantes intervienen factores tan diversos… Por poner un ejemplo, ¿se imaginan cómo sería hoy el descubrimiento de América? Cristóbal Colón encontró al otro lado del océano otra forma de vida. Pero hoy, el ser humano, sigue con esa inquietud. ¿Quién sabe si hay otra vida que no sea siquiera humana en otros planetas? Probablemente no lleguemos a ella en navíos, sin embargo, lo cierto es que continuamos buscando parientes en lugares donde el hombre jamás pensó que podría llegar hace más de 500 años, cuando desconocía y se mostraba reacio a pensar que la Tierra era redonda. Quizás no seamos tan diferentes. Quizás lo único que ha cambiado es el escenario, el momento…, pero no tanto el guión. Pues tampoco es menos cierto que el curso de la historia está plagado de ciclos que se repiten. ¿Será verdad aquello que reza la sabiduría popular de que el hombre está condenado a tropezar dos veces en la misma piedra?

Detalle del número 5 de Principia. Impactos que dejan huella. Artículo de Raquel Martínez, ilustraciones de el abretatas

Otro ejemplo de cómo de loco es este mundo. ¿Se imaginan a Vivaldi dando un macroconcierto? Sería una locura, ¿verdad? Pero no podemos negar que en su momento, fue el padre de todos los saraos. Entonces, a los músicos los patrocinaban mecenas, su escenario era la Corte y su público, un reducido grupo de privilegiados. Su legado no fue almacenado en plataformas digitales ni soporte alguno que no fuese un papel donde plasmar sus partituras. Hoy existe la denominada industria de la música y otra forma de vivir de ella: grandes conciertos, giras internacionales, promociones gigantes en medios de comunicación que no conocen fronteras… Todo cambia, se transforma o se adapta a cada momento. No cabe duda: somos una suma de circunstancias.

«Frontera» es otro de esos conceptos que se ha ido transformando a lo largo de la historia. Con ellas, han ido cambiando otras realidades, más allá de las geopolíticas que son evidentes. Véase el correo postal, hoy es casi patrimonio. ¡El ser humano lleva toda la vida comunicándose! Algo tan simple ha evolucionado terriblemente. Los mensajes que intercambiamos llegan en segundos y cruzan países, mares, continentes… Las noticias caducan en apenas minutos, el tiempo que tardan en recorrer el mundo en dosis comprimidas de caracteres que circulan por redes sociales: esos grandes mentideros que de todo se enteran y tan poco conocen. Todo ello ha sido posible gracias a la evolución del transporte, de la tecnología… del hombre. Se han ido diluyendo las fronteras del espacio y del tiempo.

Ilustración de Riki blanco para la portada del número 5 de Principia

Una mirada al pasado será la que se encontrarán los lectores en este nuevo número en el que Principia hace zoom sobre el sentido geológico, físico, histórico e incluso metabólico de nuestra existencia y del entorno que nos rode para saber «un poco más de dónde venimos».


Recomendamos al lector ocasional de esta web/catálogo la revista de divulgación científica más molona de todos los tiempos: Principia. Puede conseguirla en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ve en el mapa una que le quede a mano, pregúntenos, que para eso estamos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *