Inicio»Puentes»Libros que leemos»Asterios Polyp. «Una tentación a la que es difícil resistirse»

Asterios Polyp. «Una tentación a la que es difícil resistirse»

0
Compartidos
Pinterest Google+

asterios-polypSi mi casa se incendiara de repente, ¿qué tres objetos salvaría? Tres cosas que pueda sacar inmediatamente, claro. Cuando al protagonista de este libro le plantean la cuestión, él deja bien claro que nunca piensa en términos de tres. Sin embargo, al llegar la ocasión que sirve de arranque a todo esto, Asterios Polyp busca y recoge el viejo encendedor zippo de su padre, un reloj y una navaja suiza marca Victorinox. Y todos ellos tienen su papel en esta historia.

Asterios Polyp 1 es un trabajo muy distinto de lo que uno esperaría del mismo David Mazzucchelli que dibujó Batman: Year One y Daredevil: Born Again, ambos con guión (y hay que suponer que mucho más que supervisión creativa) de Frank Miller en lo que no dejan de ser, al fin y al cabo, «tebeos de superhéroes». La adaptación de una novela de Paul Auster, City of Glass, queda más cercana a la estética de este Asterios Polyp, ya en otro tipo de registro, encuadrado en eso que ahora llaman «novela gráfica».

El diseño del libro y de la cubierta, incluida esa curiosa faja que no termina de cubrir las tapas, es obra del propio autor y supone la primera llamada de atención para el lector cuando se lo encuentra en el expositor. Es un libro «de diseño» en el sentido de que, aun siendo un tebeo relativamente convencional, está claro que el autor no ha dejado nada en manos de otros a la hora de concebirlo. Para los que nos gusta tocar, hojear y ojear antes de comprar, supone una tentación a la que es difícil resistirse.

asterios-polyp-viñeta

Hasta aquí está claro que es obra de un autor reconocido y que se ha tomado bastantes molestias en sacar adelante un trabajo de gran calidad, tanto en lo referido a lo que se lee y ve como a lo que se toca. Pero ¿de qué va Asterios Polyp? Repasemos el poco Griego que aprendimos en el BUP: «Asterios», adjetivo procedente del griego άστερ, ¿vendría a significar «con estrella» o, más bien, «estrellado»? En cualquier caso, el protagonista se nos presenta como un individuo al que es fácil describir en tres palabras: Asterios es un poco gilipollas, alguien que ha hecho de eso que ahora llamamos postureo su forma de vida durante casi cincuenta años: un arquitecto de salón que lo único que llega a construir en toda su vida es una casita de madera en un árbol. Cómo encuentra al amor de su vida (Hana, escultura), cómo lo pierde y cómo se redime al llegar al pueblo de Apogee (¡vaya! un astro llegando a su apogeo… ) conforman una historia con constantes referencias al pasado del protagonista, intercalando capítulos a lo flash back con los situados en el presente, que suelen ir introducidos por el relato de un sueño de Asterios. La constante idea de «dualidad» (incluida la figura del doppelgänger, encarnado por el hermano gemelo no nato de Mr. Polyp) y las relaciones de pareja entre opuestos (o, mejor, «personas que se complementan») aparecen retratadas tanto en el guión como en el dibujo, bien en el uso del color (trabajando sólo con dos gamas cromáticas: morados/amarillos o azules/rosas) bien en el trazo (líneas simples contra volúmenes).

asterios-polyp-tonos

Asterios Polyp no es un tebeo fácil si uno espera sacarle todo el jugo que contiene. Las referencias a la dualidad no son siempre explícitas en boca del protagonista (lineal/plástico, factual/ficticio, funcional/decorativo), sino que aparecen también Apolo contra Dionisos o Francisco de Asís frente a Ignacio de Loyola; Asterios es durante casi toda la historia líneas en la gama de los azules y ella, Hana, es volumen en rosa. El lector atento encontrará un montón de detalles en el dibujo, en los nombres que aparecen, en la tipografía (diferente en los «bocadillos» correspondientes a cada personaje), en los lugares y objetos representados (¡atentos al mobiliario del apartamento neoyorkino!), reconociendo el mito de Orfeo y Eurídice, múltiples referencias al mundo de la Astronomía, etcétera, que dan mucho más valor a este magnífico libro, más allá de un buen argumento y un excelente trabajo gráfico, arriesgado tanto en el trazo como en la composición, ya que no siempre tiene sentido hablar de «viñetas».

AsteriosPolyp-ingles

En cualquier caso, no olvide recomendar el libro a cualquiera que crea que pueda apreciarlo: comentarlo con otras personas forma parte del gozo que proporciona este excelente trabajo.

[Para el lector perezoso se incluye al final una pequeña guía sobre los nombres que aparecen en la historia, con la advertencia de que pueden privarle del placer de la lectura y que debería dejarlos para más adelante, para cuando se haya leído el cómic.]

asterios-polyp-volumen


Comentarios a los nombres aparecidos en Asterios Polyp:

  • Asterios: adjetivo procedente del griego άστερ, ¿vendría a significar «con estrella» o, más bien, «estrellado»?
    Hana Sonnenschein: como ella misma advierte, Hana significa «flor» en japonés (verídico). Sonnenschein es «luz del sol» en alemán.
  • Margarita: el nombre con que Asterios llama cariñosamente a Hana está tomado de una flor de la familia de las asteráceas (más estrellas por aquí).
  • Aglia Olio: la madre de Asterios se llama «allioli» o «ajoaceite». Bueno, más o menos.
  • Apogee: Asterios, nuestro astro, va a parar a un pueblo que se llama apogeo: el punto de la trayectoria más lejano a la Tierra de un objeto que orbita alrededor de nuestro planeta. También se usa apogeo, figuradamente, para hablar del punto de máximo esplendor de algo.
  • Ursula Major: casi casi como el nombre latino que designa a la constelación de la Osa Mayor, Ursa Maior.
    Stiff: el marido de Ursula recibe el sobrenombre de «envarado». Vaya usted a saber por qué.
  • Kalvin Kohoutek: comparte su apellido con el de un famoso cometa descubierto en los años 70 por el astrónomo checo así llamado.
  • Ignazio: el hermano no nato de Asterios toma el nombre del fundador de los jesuitas, lo que es curioso en una familia donde al que de verdad parece que se aprecia es San Francisco de Asís. (¡Otra vez dualidad!).
  • Noguchi: el gato de Hana se llama igual que el astronauta japonés Soichi Noguchi (aunque igual se refiere al escultor y diseñador Isamu Noguchi, que también podría ser).
  • Lotta Latte: la «amante» lesbiana de Asterios tiene por apellido una palabra que puede interpretarse, en alemán, como una referencia al miembro viril.

Nota al pie:

  1.  En castellano: Publicaciones y Ediciones Salamandra, S. A. noviembre 2014. Originalmente publicado en España por Ediciones Sins Entido, 2010

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *