Archivo de Autor - Marisol Rodríguez Robledo

Matices Cuando le conocí pensé que olía a hierbabuena. Recordé un té delicioso y aromático. Su sonrisa disparó mi imaginación; su carácter, una alarma. Ojalá me hubiera equivocado. Estaba disfrutando de mi soledad cuando unas frases acertadas llamaron mi atención sobre aquel segundo aroma. Era algo intenso; sin darme cuenta me mostré más receptiva, y él entonces me prestó más atención. Era como chocolate. El que me gusta de verdad es el que apenas tiene mezclas, el oscuro. Y resultó

Un día cualquiera Al abrir esta mañana una ventana algo se movió en una esquina. Era una araña recia que de ninguna manera podía asociar a una criatura más indefensa que yo. Me quedé parada y ella también. Diría que nos estábamos mirando si hubiera sabido dónde encontrar sus ojos. Quizá nos mediamos. Decidí expulsarla y se resistió, pero tras un momento de lucha conseguí que se largara. A veces, cuando me despierto, mi mirada relajada cree ver algo en