Archivo de Autor - Negratinta
Reading is sexy. Libros

Contra la lectura Enrique Rey Ha pasado el Día del Libro pero los fuegos artificiales continúan estallando en Internet. Permanentemente hay alguien celebrando la literatura, ofreciendo citas de sus novelas favoritas, hablando de la crisis de la industria editorial. Por supuesto, la fiesta es también para los que se quejan de que sólo venden libros los famosos, los que consideran que Telecinco está robando lectores a Borges y los nuevos reaccionarios tecnológicos, siempre dispuestos a reproducir el mensaje tipo de

Un experto en ángeles y libros persigue a ladrones de libros David Hidalgo Vega Un hombre ingresó a la Casa Rosada, el palacio presidencial de Argentina, con una caja negra en las manos. Se trataba de un estuche sin señas, forrado con terciopelo, y tenía un libro en su interior. Era la réplica de un antiguo tratado de quiromancia que había pertenecido a la biblioteca del libertador José de San Martín. Pocos rasgos más intrigantes en la historia universal del poder

Me ha pasado muchas veces, como supongo que le pasa a quien lee y disfruta haciéndolo, lo de sentir —¿cómo decirlo?— una sensación así como un latiguillo, una ráfaga, una descarga cuando leo una palabra concreta, una determinada frase, una oración entera con sus subordinadas adjuntas incluidas que mi cerebro procesa con un placer especial que no experimenta con el resto de palabras, frases y oraciones de esa misma lectura. Instantáneamente se me curva la boca en una sonrisa refleja

El duelo es esa cosa con alas, (Rata Books, 2016), es un libro extraño y espacioso. Un libro que respira y te ahoga con la muerte de una madre que deja un par de hijos, de ocho y once años, y un marido destrozado. Entonces llega un cuervo para hacerles compañía. Pasan los días y los espacios, y te encariñas con ese cuervo que no ha llegado para quedarse. Te encariñas de ese duelo incrustado en una casa donde todo recuerda

Actores guapos, trama trepidante, sexo, drogas y un be-bop tan frenético que por momentos uno quiere levantarse de la butaca para unirse a la fiesta. Estas son condiciones que hacen que una película como On the road deba ser un éxito sin concesiones. Sin embargo no lo es (a nivel artístico, dejemos por ahora de lado lo económico, en lo que también fue un fracaso). Como ya sabrán, la cinta está basada en la novela homónima de Jack Kerouac. Y es que este caso es

Orfebrería del humanismo Pep Antoni Roig Cuando tenía 17 años y viajé por primera vez al extranjero decidí empezar una particular tradición: entrar en cualquier librería de alguna ciudad europea y preguntar si tenían algún libro de Mercè Rodoreda. Desde entonces lo he repetido siempre que he podido. Pero la diferencia entre preguntarlo en librerías comerciales de gran tiraje o hacerlo en librerías pequeñas no se distingue en el hecho de encontrar más o menos ejemplares de In Diamond Square o Rue des Camélies, sino

Lucía Baskaran, (Zarautz, 1988), lleva unos minutos esperando en el Antic Teatre de Barcelona. Imposible no verla: vestido fucsia y labios a juego. Un cigarrillo de liar manchado por la boquilla yace en el cenicero. También la taza está manchada. Baskaran desprende barra de labios, así como energía, serenidad y confianza. Hace poco que se ha mudado a Barcelona y asegura estar encantada. Parece ser que ha encontrado su lugar entre el Mediterráneo y las callejuelas del Raval. En su primera

Me encantaba dar largos paseos con mi padre por Oviedo, pero solían terminar en alguna librería, donde él se pasaba horas rebuscando y charlando con el librero, mientras yo me aburría mortalmente. También es cierto que de aquella no existían esas secciones para niños tan molonas de hoy día donde, menos leer, los pequeños hacen cualquier cosa, como por ejemplo babear los lomos de los libros o dibujar con ceras de colores. Pero había dos excepciones. Una, regentada por dos

El pasado 30 de enero de 2016 los restos desmembrados de un cuerpo aparecieron flotando en el río Chao Praya de Bangkok. Pertenecían a David Bernat, el consultor leridano de 40 años que llevaba desaparecido más de diez días. Dos días después del hallazgo la policía tailandesa dio por resuelto el caso al apuntar a Artur Segarra como el principal y único sospechoso del secuestro, robo, asesinato y descuartizamiento. El caso tomó una dimensión mediática cuando el presunto culpable fue

Hay pocas películas sobre escritores reales. Una de ellas es The end of the Tour. Trata sobre David Foster Wallace. Si buscáis su nombre en Google Imágenes daréis con un tipo vestido con pañuelo en la cabeza y unas gafitas de tradición lennoniana. Puede que encontréis además alguna foto con su amigo/enemigo JonathanFranzen, autor de Libertad y de la colección de ensayos Más afuera, donde retrata la fragilidad de su amigo y relata la historia de su fructífera rivalidad. Con toda probabilidad