Entradas en la Categoría

Crónica

Cosas que pasan en las librerías

El jueves librerante de mayo lo celebramos en la Librería Rafael Alberti. Tienta mimetizar a Machado, diciendo aquello de Navegante no hay…, se hace… al navegar». Pero faltan las palabras, sobran, se confunden, hierran… No hay tierra firme para quien se hace a la mar, no hay tierra firme para quien se hace a la lectura, hay tierra en las profundidades, a lo lejos. Y para llegar a ella hay que embarcarse en el buen libro, pues no todos los libros zarpan.

El titular: Se inunda la histórica librería Rafael Alberti de Madrid Una inundación creaba un aparatoso accidente esta semana en la conocidísima libreria Alberti, de Madrid. Su responsable, Lola Larumbe, lo contaba en la Cadena Ser. Lo mejor, con lo que nos quedamos, es que para acabar con esta librería se necesitarían un puñado de tsunamis, uno solo no es, ahora lo sabemos, suficiente. Y lo mejor de lo mejor la corriente de solidaridad que les ha apoyado y les

Abrir una librería en estos momentos tiene bastante riesgo, abrir una librería especializada en ensayo requiere de un convencimiento en el proyecto más que sólido para atreverse con semejante doble mortal con tirabuzón. «Es que somos así de estupendos», bromea Chus Tudelilla, responsable de La Casa Amarilla, que se inauguró el pasado miércoles 16 de noviembre en Zaragoza. Hemos dicho librería, pero es algo más que eso. Se trata de una simbiosis entre librería y galería de arte. Chus Tudelilla

O por qué hay que estudiar filosofía en las escuelas. Otra razón más El proceso es el siguiente: selecciono una serie de citas textuales, se las paso a Max y él las dibuja, hace una especie de aproximación intuitiva, no filosófica, él no es filósofo; de hecho, él suele decir que es mi primer aprendiz de filosofía. Maite Larrauri en librería Muga el pasado 17 de marzo. Me van a entender mejor quienes como yo siguen y devoran los títulos de la colección

El primer día llovió a cántaros, un chaparrón de los buenos, de esos que luego dejan un olor a tierra mojada un buen rato, incluso en Madrid. Y el segundo también. Pensaba, según llegaba el sábado por la tarde, tan contenta, celebrando que, a buen seguro, entre unas cosas —las lluvias— y otras —un partido de fútbol de esos que paralizan media España y fastidian a la otra mitad—, no iba a encontrarme con el desquiciado mogollón de gente que suele acudir

El pasado viernes 6 de mayo se celebró en la librería Rafael Alberti el «Jueves librerante de mayo». Estos jueves librerantes, en realidad, se llevan a cabo cualquier día de la semana, que queda así juevestizado, por el poder de la literatura y las ganas de pasar un buen rato. En esta ocasión, el motivo, la excusa, fueron los libros-navío. Tres títulos: Banderas de Agua, Personaje Inglés en una Isla y El viaje secreto de Elidan Marau a través del Mar de Leche. Con la presencia de Carlos García

Hasta el momento las medias tenían fundamentalmente cuatro usos, a saber: Sencilla prenda de vestir. Reclamo sexual según la relación entre la belleza de las piernas y la longitud de la falda. Sustituto barato del pasamontañas para ladrones modestos o asaltantes de diverso tipo (pudiéndose utilizar también como ligadura). Máscara o ligadura para determinado tipo de fantasías sexuales que remiten precisamente a los asaltos anteriores. Si nos damos cuenta es una prenda poco dada a su función de calcetín en

Joaquín Campos está en España estos días, de gira, como una estrella de rock; todo el mundo quiere entrevistarlo, saber cómo fue lo suyo con Segarra, cómo ha conseguido esta historia, por qué fue a él al que concedió la entrevista el presunto asesino antes de que se lo llevaran a Tailandia para ser juzgado por el asesinato de David Bernat, el consultor leridano cuyo cadáver había aparecido flotando en un río, Bangkok…

1. Buscando nueva identidad Aquella del 12 de septiembre de 2015 era una de esas noches en las que deseaba que se marcharan los últimos clientes para echar el cerrojo, abrirme otra de tinto y ponerme a escribir. Es un momento celestial que se alza ante mi vista cada noche, cuando resta poco para un nuevo día: una nueva ilusión para vivir. Pero a eso de las diez y media, y cuando salían los últimos clientes de mi restaurante Quitapenas,

Pórtate bien con tu librero: estos días regalamos… Un cartel de Pedro Peinado que se limita a señalar una verdad como un templo así de grande: Hay libros que te salvan la vida Ese señor enchaquetado que lee sentado en la «O» y la «S» sabe perfectamente que leer es algo más que diversión y que la diversión no es algo intrascendental ni superficial. Y ahí lo tienen. Las alturas no le dan miedo, que es de lo que se