Entradas en la Categoría

Comenzar a leer

Sexo o muerte NO SÉ si hablo de sexo o de muerte, tu cuerpo desvanecido después de su último temblor. El sudor frío que recorre tu sien, el gemido ahogado en tus cuerdas vocales. Y en tu lengua, de repente inerte. No sé si es muerte o sexo;                                 te vas,                            

La viñeta de Pat Carra en Librerantes

Claro que me gusta dormir. Meter mi cuerpo desnudo bajo las sábanas limpias, taparme bien con ellas hasta medio rostro y doblar la almohada para aumentar el volumen y descansar algo más alta mi cabeza. Cerrar los ojos y sumergirme inmediatamente en la placidez del sueño durante varias horas. ¿A quién no va a gustarle todo eso? No es que no me guste dormir, es que no puedo. Y cuanto más lo deseo más imposible me resulta. Ya ni siquiera

—¿Renata? —¡Estoy esperando! —¿Esperan…? ¡AH! ¡El cuento! —Eso. —Vale, vale. Pues ahí va. Voy a improvisar, ¿eh? —A ver. —Érase una muchacha preciosa llamada Renata. —Empieza bien. —Ja, ja. Pues espera y verás. Una noche conoció a un turista español que le cayó en gracia. De hecho, y a pesar de que ambos tenían pareja, los dos se cayeron en gracia. Fue tanta la atracción mutua que sintieron a través de sus conversaciones por chat y sus transmisiones por cam,

La viñeta de Pat Carra en Librerantes

TREGUA A veces, justo en medio de la desesperación y el caos, cuando todo parece irrevocable y perdido, la vida nos concede una pequeña tregua: la clave de un poema los preparativos de un viaje la llamada de un amigo la magia de un atardecer. Días de luz en los que, sin saber por qué, se declara el alto al fuego y todo parece fluir de nuevo en tu interior. Aunque en el fondo, en lo profundo, se siga escuchando

La viñeta de Pat Carra en Librerantes

  Olvidar las oscuras golondrinas Ser poeta en la calle en el metro en el supermercado olvidar las oscuras golondrinas llamar a las cosas por su nombre y dirigirse al pueblo impedir que la poesía se convierta en algo inútil cargarla de pólvora y apuntar certero al blanco evitar que te alcance la explosión.     Este es uno de los poemas que aparecen en el libro editado por Lupercalia, GAS, de Vicente Muñoz Álvarez. Podéis conseguirlo, ya lo sabéis, en nuestra generosa red

Des de l’luc de la torre més alta —closa i opaca— s’esbalça l’hora —i la paraula Com dues trenes, escala oberta de cop segada, a banda i banda de l’orba mirada. Desde la altanería de la torre más alta —cerrada y opaca se precipita la hora —y la palabra Como dos trenzas escala abierta de golpe segada a ambos lados de la ciega mirada. Este es uno de los poemas que aparecen en el libro editado por Sabina, Con hilos

Cuerdas, comunicación, placer y BDSM Existen multitud de imágenes, contextos y prácticas que nos erotizan, probablemente te hayas decidido a ojear este libro porque te pica la curiosidad o porque ya te ha picado y necesitas un poco de información sobre bondage y ataduras eróticas. Breve introducción a los orígenes del bondage Podemos encontrar antecedentes de las ataduras eróticas en las artes marciales que, como el hojojutsu (desarrollado en Japón en siglo XVI), fue una práctica que consistía en inmovilizar