Entradas en la Categoría

Puentes

¿Qué pasaría si juntásemos a filósofos y pensadores de todas las épocas, tales como Dostoievski, Sartre, Platón, Wittgenstein, Nietzsche, Beauvoir, Sócrates, Kant o Camus en un mismo tribunal, en una oficina moderna o en un terreno de juego para disputar un partido? Corey Mohler (Portland, OR, Estados Unidos, 1985), que cuenta con la improbable virtud de ser trascendental a la par que divertido, brinda en estos Cómics existenciales la posibilidad de disfrutar a través de unas páginas que oscilan, en natural equilibrio, entre la reflexión sosegada y lo hilarante del chiste fácil.

Por Simon Leys Cuando se borra la historia de un pueblo, se borran sus bases morales. Ma Jian Si Hitler hubiera ganado la guerra, podemos imaginar que, un cuarto de siglo más tarde, una nueva generación de dirigentes nazis, obedeciendo a imperativos pragmáticos, probablemente habría emprendido la reforma de la visión original del Führer de manera tal que habría acabado siendo difícil reconocerla. Pero, actuando así, no les sería difícil conservar por todas partes los retratos del genial fundador del Tercer Reich; y su efigie gigante seguiría decorando la fachada del Reichstag en Berlín. Diversos aspectos de la ideología hitleriana, de idiosincrasia un poco incómoda (pensemos en la «cuestión judía», por ejemplo, para entonces resuelta ya mucho tiempo atrás), se habrían metido discretamente debajo de la alfombra; y, además, en sus relaciones —por lo general buenas— con el Reich europeo, la diplomacia transatlántica se guardaría púdicamente de aludir a estas desagradables historias del pasado (que, por lo demás, no tendrían ninguna incidencia en los nuevos intercambios comerciales).

La creencia verdadera justificada no es un conocimiento ¿Qué pasaría si juntásemos a filósofos y pensadores de todas las épocas, tales como Dostoievski, Sartre, Platón, Wittgenstein, Nietzsche, Beauvoir, Sócrates, Kant o Camus en un mismo tribunal, en una oficina moderna o en un terreno de juego para disputar un partido? Corey Mohler (Portland, OR, Estados Unidos, 1985), que cuenta con la improbable virtud de ser trascendental a la par que divertido, brinda en estos Cómics existenciales la posibilidad de disfrutar

Stefan Zweig es uno de los ensayistas más elegantes del pasado siglo. Su capacidad narrativa, sus descripciones envolventes y su lenguaje sencillo nos transmiten delicadamente los sentimientos del narrador. Leer cualquiera de sus obras siempre es fascinante, y más si se trata de alguno de los ensayos de su paso por París. Aquella hermosa ciudad que en los primeros años del siglo XX acogía a los artistas más interesantes del mundo. Sus primeros textos están plagados de descripciones, de anécdotas

Apenas había salido el tren, mi compañera, esa que no llevaba pasaporte, se durmió. Se ve que el golpe de las ruedas y el balanceo del tren actúa sobre la conciencia humana adormilándola. Por suerte para mí, durmió hasta la misma Viena. Ocurrió en cambio que tuve otros dos acompañantes en el compartimento del tren. Estaban sentados enfrente de mí y hablaban en alemán. Uno de ellos era un hombre corpulento, ancho de hombros, de mediana edad y bien afeitado.

Historias de mujeres, historias del arte Cualquiera que se interese por la historia del arte puede notar enseguida que se mencionan muy pocos nombres de mujeres artistas. Será al llegar a los movimientos de vanguardia del siglo XX cuando vayan apareciendo algunos de esos nombres. Mujeres que han sido sistemáticamente ignoradas por el discurso historiográfico oficial y que desde los años setenta diversas historiadoras del arte han intentado visibilizar completando el discurso heteropatriarcal. Una de ellas es Patricia Mayayo, historiadora del

El premio. Un poco de historia Estos premios comenzaron como una iniciativa para reconocer la figura de Javier Lostalé en su faceta de gran divulgador cultural, en especial en lo que se refiere a poesía joven. La primera edición del premio la ganaron Agenor Prieto y María Moreno con los libros El silencio creador y The woman under the mango tree. Juan José Martín Ramos, editor de Polibea, y nosotras, desde Librerantes, os invitamos a todos los jóvenes poetas que nos

Las erratas casi no se ven. Esa es la cosa Las erratas no se ven, hay que agudizar la vista para encontrarlas. Hace tiempo leí sobre una niña que tenía como pasatiempo buscar erratas en el periódico que, cada día de verano, traía su abuelo a casa. Se encontraba de todo: una palabra desnuda sin su tilde, una letra polizona en una palabra que no era la suya, una coma mal colocada, una vergonzosa letra minúscula donde debía ser una

Llegó un momento que dejé de creer, me hice escéptica de todo tipo de retórica, pensé Eso que dices sale en los anuncios de TV o Cada vez que se queja uno de tu especie hace un ejercicio de hipérbole deleznable o Imposible darme a la anoréxica rima política, la de estos tiempos, pues cada letra es una posición siempre en el mundo y nunca nos va a doler como herida de hambre a un muerto de hambre; llegó un

La presencia de la fealdad ha sido una constante en la historia del arte. La famosa obra de Umberto Eco, Historia de la fealdad, hace un exhaustivo recorrido por las diferentes imágenes de fealdad que se han producido en el arte occidental a lo largo de los siglos. Resulta complicado resumir este ingrediente fundamental de la historia del arte en unas pocas líneas, es mucho más sencillo y eficaz explicar un importante rasgo común que tienen la mayoría de representaciones de la