Inicio»Editorial»El culo con las témporas. A modo de editorial

El culo con las témporas. A modo de editorial

3
Compartidos
Pinterest Google+

 

Hay libreros y libreros. Y luego está Xavi, de librería Nollegiu. Nuestra última conversación, hace unos días, empezó así:

—Xavi, qué tal. Oye, que te llamo porque tengo ya el libro de Atxaga, no sé si viste, te lo tengo que enviar.

Me corta:

—¡Ya lo tengo! Fui a Casa Usher, lo vi, y me lo compré. Te lo iba a pedir para la librería. Tengo que pedirte un montón de cosas…

—Pero cómo que te lo has comprado —le interrumpo yo ahora, qué me está diciendo este hombre.

—Que sí, que sí. Yo voy a una presentación, o a otra librería de visita, y si veo un libro que me gusta me lo compro para mí, claro que sí. Y me pasa a veces que me dicen, «Oye, pero pídetelo tú, cómo te lo vas comprar». Y yo «Pues claro que me lo compro,  ¿no has organizado tú la presentación? Pues eso».  —concluye, convencidísimo, con ese acento catalán tan bonito que me tiene.

Hay libreros que son un gusto, porque ya no se trata de que vendan muchos ejemplares —que también, quién puede resistirse a tal entusiasmo—, es que te contagian esa pasión por los libros, se nota que es de verdad. Y ver que funciona, que van creciendo, haciéndose un hueco, convirtiéndose, claro, en una referencia, en este caso en Barcelona, es, en fin, ya digo, motivo de alegría y, por qué no, alboroto, con t. A Xavi le vamos entonces a dedicar este editorial, el primero que conseguimos publicar en semanas.

Si os digo la verdad, no tengo ni idea de sobre qué escribir. Un poco lo que le pasa a Javier Marías cada vez que se sienta a ello. Solo que él no se da cuenta. Pobre*..

He estado bastante fastidiada de lo mío, por seguir un poco en la línea del muy requetebien pagado* escritor madrileño, os cuento, o recuento, porque yo no sé la de veces que habré contado ya lo de mi maltrecho culete, por lo de que las penas compartidas son menos penas, etc., que es que el culo es muy delicado, mucho, duele una barbaridad, de verdad, no os hacéis una idea. Os pondría alguna foto, pero lo mismo es delito.

Aparte, y esto sí que fue un golpe, Belén, que fue lo mejor que nos pasó el año pasado, el encontrarla, se ha mudado a su tierra, nos la han birlado los de El Comercio Digital, qué pueñeteros. Me ha dado una pena. Y ha empezado a trabajar con nosotras Lucía. Menos mal. Nos sedujo su curriculum, fue inmediato, un amor a primera vista, que diría un cursi; apareció en una de las cajas que vinieron de vuelta de la feria. «¿Pero esto quién lo dejó, cuándo?», le pregunto a Sandra, a.k.a. living la vida loca. «Ah, eso… Pues una chica». Cierto, pienso, podía haberse tratado de Manolo, que se ha puesto Lucía para ver qué pasa. Lo dejo estar. Estaba trufado —el curriculum, no Manolo, que es un personaje imaginario— de saberes en principio inútiles, nada prácticos, que son los que de verdad sirven luego para todo. Así, que por ahí muy bien. Lo de Xavi y Lucía perfecto. Lo de Belén y lo de mi culo y acordarme de Marías justo ahora, pues mal, la verdad; esto mío con este hombre empieza a ser preocupante.

Otra novedad es que hemos puesto el catálogo aquí. Ya aparecen las dos últimas editoriales que hemos acogido: Báltica* y Hurtado & Ortega*. No quepo en mí de gozo, estoy encantada.

Miradlo, eso sí, el catálogo, con cariño, que aún no está acabado. De hecho, y esto entre vosotras y yo, como esto no lo lee nadie, en confianza: no creo que Arminet vaya a acabar nunca de terminarlo. Es un proyecto infinito, inabarcable, inasible, inusitado en su complejidad. Y a mí es que ya me da igual todo*. ¿Se pueden consultar los libros? Pues ya está. El ISBN, ¿que a veces no sale? Pues lo buscas en internet, que ahí está todo. ¿Que hay portadas que no salen? Pues lo mismo. Además, qué más dan las fotos, ¿acaso lo importante no es leer el contenido, lo mejores personas en que nos convertimos cuando leemos? Pues eso. ¿Que hay libros que aparecen sin su enlace a las librerías donde conseguirlo, como si vendiéramos todas las porquerías que se pueden encontrar en Amazon? Pues nada, nada, qué más da. Hala y que salga el sol por donde quiera.

Y vosotras, qué tal.

La semana que viene podríamos hablar de la Feria del libro de Madrid. De la de verdad. A ver si nos sale, que ha sido toda una experiencia. Muchas gracias.

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *