Inicio»Editorial»Menos mal las editoras. Los rigores del directo

Menos mal las editoras. Los rigores del directo

1
Compartidos
Pinterest Google+

¿Os han entrevistado alguna vez en directo? A nosotras ya sí; una vez, de momento. Y, bueno, el resultado, hemos de darle a las cosas su justo nombre, resultó un Sr. Churro. Tremendo. Me refiero a la parte de esta coqueta a la par que insegura y novata y en el fondo buena gente distribuidora. Queredme así. Menos mal las editoras, que estuvieron divertidas, generosas, guapísimas (me parece que eso también se oye, ya me diréis).

Aquí os dejo el audio de la entrevista. Estábamos Marina Lekumberri, editora de Continta Me tienes, coja estos días, hay que decirlo; Carmen Oliart, de Sabina editorial —sus piernas bien— y servidora —también bien de piernas, regular de lo demás, decía—.

 

 

«¿Cómo es que te has explicado tan mal?», me han preguntado mis mejores amigos y amigas, mi familia, mi propia hija, que no daba crédito, «Mamá es que pareces… (subnormal, decía su cara; lo dejó en suspenso, es una buena niña, tiene un gran corazón, y me quiere). Y la respuesta no la sé; tal vez porque me lo sé muy bien, tal vez porque no me lo sé tan bien como me creo.

Como es lo cierto, o así lo creemos en esta casa, que de todo se aprende, y que, la verdad, fue divertidísimo, vamos a repetir: esta tarde* estaremos en el programa La tarde del Canal 24 horas de RTVE. Será también en directo, a las 19:00 h. Salió tan mal lo de Capital Radio… que no podemos si no esperar que, con poco, salga mejor esta vez, ¿no? Pues hala, no hay dolor.

¿Pero que qué es Librerantes? Me lo preguntan un montón de veces. Porque algo raro se nota, algo que no se le nota a otras distribuidoras. ¿Que hay más mujeres que hombres? Pues no, somos más o menos las mismas mujeres que hombres. Sí que es verdad que en Librerantes, el grupo de editoriales y las tres que hacemos el trabajo, o los trabajos, de enlace con las librerías y los lectores y lectoras, lo de ser mujer no va penalizado, es lo mismo que ser hombre.  Así, a las mujeres, por ejemplo, se nos ve. Igual que a los hombres. Y como no hay costumbre… pues parecemos más. Me parece que es eso lo que pasa. Pero que no era esto lo que quería contar ahora. ¿Veis cómo me cuesta concretar, afinar, hacer preguntas cortas, escribir frases con un solo verbo? La idea era nada más contar que Librerantes es una distribuidora literaria atípica e inédita en España, una suerte de intermediaria entre las editoriales que pasan un filtro previo y las librerías que, por su dinámica de trabajo, incluso por su filosofía empresarial o modo de hacer las cosas, van siendo seleccionadas e integradas en la pequeña y cuidada red de distribución, que es el corazón de esta modesta a la par que coqueta distribuidora. Qué le vamos a hacer; me chiflan las subordinadas.

Por cierto, que en Librerantes también hacemos más cosas, claro. Distribuidora de libros y más, decimos. Y una de ésas del «y más» va referida a los actos que organizamos en librerías, los jueves librerantes, que nunca van los jueves, ya, sí, y que es una de las que hacen, a la altura casi que de los libros, que más disfrute de su trabajo quien esto escribe y padece *.

El último Jueves librerante fue en una de nuestras librerías favoritas: Meta librería. Lo pasamos bien y mejor, por momentos. El audio no os lo puedo dejar, ya lo siento, fui sin pilas. Queredme así, decíamos. Esto también es marca de la casa. Menos mal, otra vez, los editores en este caso, fronterad y La umbría y la solana, y los libros, toda la colección Filosofía para profanos, de nuestra querida y admirada Maite Larrauri, ilustrados por Max;  y el genial Pequeño tratado de todas las verdades sobre la existencia, de la gran Fred Vargas. El que no es feliz es porque no quiere.

[Os dejo un par de fotos. Gracias]

 

De izquierda a derecha: Eva Aladro, Alfonso Armada, Carlos García Santa Cecilia y Enrique Andrés

 

El público

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.