Inicio»Portada»Mujeres de Barcelona en la librería. Una crónica de ‘la despeinada’

Mujeres de Barcelona en la librería. Una crónica de ‘la despeinada’

1
Compartidos
Pinterest Google+

¡Va por ellas!

Unas se columpian del techo, otras huelen las margaritas que reposan sobre la mesa. Las Mujeres de Barcelona nos esperan, esperan a su autor, Jaime Gállego, y a los autores de otros dos libros de la colección de incorpore les petits bilingues: Deerie Sariols (El tío Constantino) y Alejandro Dato (Contragolpe).

Pero no sólo nos esperan las Mujeres de Barcelona, sino también les Femmes de Barcelone, pues este libro, como todos los de esta colección, se presenta en dos lenguas: español y francés. Dos lenguas, una al lado de otra, para poder facilitar la lectura de la que resulta más extranjera o desconocida, para poder divertirse con la comparación de esa metamorfosis que suele llamarse traducción. Dos lenguas para abrir puertas mentales, corporales, emocionales, políticas…

mujeres-de-barcelona-en-alibri

Ya hemos llegado todos, ya nos hemos sentado casi todos. Estamos en una de las mejores librerías de idiomas de Barcelona: Alibri. El encuentro se abre con un pica-pica bilingüe: se leen algunas páginas de los tres petits bilingues, en español y en francés. ¡Cómo cambian las caras de los oyentes al pasar de una lengua a otra! ¡Qué extraños y qué cercanos parecen los textos en su versión gala! ¡Qué extraño y qué cercano suena la belle Chelito!  Esa «reine du Paralelo [qui] avait fait fureur auprès du public masculin, célibataires, mariés et veufs, grâce à la puce qui, implacablement, soirée après soirée, s’acharnait sur sa blanche chair : Tengo una pulga dentro de la camisa / que salta y corre y loca se desliza; / por eso quiero poderla encontrar / y, si la cojo, la tengo que matar».

Las lenguas que celebran hoy a las Mujeres de Barcelona también saltan y se deslizan de una voz a otra, de un autor a otro, de un amigo a otro. Llega el turno del amigo Pedro Moreno, uno de los fundadores de la ONG Anem per Feina, a la que se destina el 5% de las ventas del libro de Jaime Gállego. Nos cuenta cómo él, Belén García y un equipola ONG de voluntarios, amigos y socios llevan años trabajando en la inserción sociolaboral de mujeres que viven en Barcelona. Nos cuenta la dificultad y la importancia de dicha tarea para que mujeres que no tienen ningún estatuto social, por falta de papeles o discriminación profesional, puedan lograr un reconocimiento que les devuelva el espacio y la dignidad que les son propios.

Tras el balanceo lingüístico de las lecturas y las palabras de Pedro, llegan las anécdotas. ¡Cómo nos gustan las anécdotas! ¡Cómo cambian las caras de los oyentes! De la concentración que implica el escuchar a alguien que lee (aún más si el texto es desconocido y en otra lengua), se pasa a la relajación del compartir curiosidades. Curiosidades de otra gran mujer: la grandísima bailaora Carmen Amaya. Al compás desenfrenado de la emoción de Jaime Gállego, desfilan las aventuras y desventuras de La Capitana: el cachalote que tuvo la desgracia de embarrancar en el Somorrostro, el barrio que la vio crecer, y que calmó el hambre de los gitanos que dormían en aquella playa; el día en que Carmen descosió los diamantes de la chaquetilla que le regaló el presidente Franklin D. Roosevelt para repartirlos entre las chicas de la compañía; la noche en la que el exquisito público del Teatro de Champs Elysées se puso en pie por primera vez; la cara de sorpresa de los empleados del prestigioso hotel neoyorquino Waldorf Astoria al descubrirla en la habitación, rodeada de sus gitanos, «asando sardinas en un somier convertido en parrilla y sobre una candela alimentada con las mesillas de noche hechas trizas»… La retahíla de anécdotas desencadena muecas en los asistente que, en silencio, dicen: «¿ah sí?», «¡qué bueno!», «¡no puede ser!», «¡cuánta generosidad!, «¡cuánta fuerza!»… Y es que hay de que sorprenderse, emocionarse, alegrarse al escuchar la vida de esas mujeres que siglo tras siglo luchan por hacer y decir lo que quieren y como quieren.

mujeres-alibri

Luego llegan las copas y los bombones, llega el anhelado «¡va por ellas!» que hace alzarse las manos en un solo ramo de vinos y zumos. Ramo que abandona Alibri y sigue con la música de las mujeres en otra parte. Ramo que al proclamar «¡por las mujeres de Barcelona!», en el bar donde se prolonga el concierto libresco-festivo, se topa con el eco de un sorprendido camarero que humildemente replica: «¡y por los hombres!». No entiende ni sabe por qué una veintena de personas, celebra, en una noche tan insulsa como la del miércoles, a las mujeres de Barcelona. Lo que tampoco sabe es que pronto sabrá por qué, que pronto aterrizará en su barra un ejemplar de Mujeres de Barcelona, que pronto leerá los emocionantes relatos histórico-biográficos de Jaime Gállego.

9791095210047-Mujeres-de-Barcelona

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *