Inicio»fila2»Nacho Carretero: «El narcotráfico en Galicia continúa vigente» [por Queralt Castillo Cerezuela]

Nacho Carretero: «El narcotráfico en Galicia continúa vigente» [por Queralt Castillo Cerezuela]

1
Compartidos
Pinterest Google+

Nacho Carretero: «Los narcos gallegos son los tipos que más cárcel se han comido en este país en democracia»

Queralt Castillo Cerezuela

Fariña es un puñetazo en la mesa, pero también en el estómago. Es una mirada hacia el suelo y un suspiro de cabreo. Es el salitre de las rocas que recortan Costa da Morte, el regusto del percebe. Se lee en sus páginas el cántico del hablar gallego, tan característico, nostálgico, melancólico, bonito. A través de casi 400 páginas, Nacho Carretero (A Coruña, 1981) desmenuza la historia del narcotráfico en Galicia, con nombres y apellidos, fechas, testimonios que te miran a los ojos sin bajar la mirada. Un recorrido desde las primeras importaciones de enseres esenciales que llegaban desde Portugal de la mano de mujeres contrabandistas hasta día de hoy. Galicia, cuna del narcotráfico más feroz.

¿Fueron los editores de Libros del KO los que te propusieron escribir un libro sobre el narcotráfico en Galicia o fuiste tú el que dio el primer paso?

Lo decidí hacer yo. En realidad, esto tiene forma de libro pero hubiese podido ser cualquier otra cosa porque era un tema sobre el que siempre quise trabajar. Primero, como gallego, y segundo, como narrador. Me pareció que había un material con un recorrido literario y periodístico enorme y que no había salido de las páginas de suceso, que tenía forma de noticia y que formaba parte de un puzzle que era un relato periodístico casi literario. Quedó un proyecto interesante, aunque cuando empecé, no sabía exactamente lo que iba a ser. Cuando Libros del KO contactó conmigo e intercambiamos ideas, les propuse eso: hacer un libro. Les encantó la idea y dijeron que sí. Al principio tuvieron la reacción que tiene la gente que es de fuera de Galicia: “¿Pero esto que estás contando es verdad?” ¡Claro que es verdad!” A partir de ahí fue todo rodado.

–¿Por qué publicar Fariña ahora y no dentro de unos años? Te hubieses podido esperar a que los grandes capos desaparecieran, igual hubieses escrito el libro más tranquilo. Das nombres y apellidos, localizaciones, detalles muy exactos…

En realidad, no hay nada que esperar. En el imaginario de los gallegos, está la idea de que el narcotráfico es algo pasado, que actualmente quedan algunos resquicios… Eso no es cierto, el fenómeno ha cambiado pero el narcotráfico continúa allí. Antes los capos ostentaban y salían impunes, ahora ya no: ahora son discretos, opacos. La cocaína sigue entrando en Galicia y el fenónemo sigue en plena forma. Hace diez años, el fenómeno estaba, y estará de aquí de diez años, no hay nada que esperar porque va cambiando de forma, pero el narcotráfico en Galicia continúa vigente y lo continuará estando mientras haya narcotráfico en el mundo. Galicia es una pieza más de un entramado más amplio y global, por lo tanto, aunque des un nombre de alguien retirado o supuestamente retirado, siempre va a haber alguien que esté en activo o que se introduzca en ese mundo en ese momento. A mí me salió la oportunidad de hacerlo ahora, me vi capacitado como narrador para hacer algo a la altura de lo que merece la historia y decidí escribirlo.

–¿No te ha absorbido la documentación en algún momento del proceso? Hay muchísima información en el libro…

La labor del periodismo gallego por lo que al contrabando y al narcotráfico respecta ha sido bestial. Ha habido periodistas sobre el terreno que desde los primeros años se jugaron la vida, literalmente, para informar sobre esto. Ellos han generado una hemeroteca impresionante, una avalancha de información que en alguna ocasión me aplastó. Unir nombres, operaciones… Por suerte, yo no partía de cero. Como gallego, siempre me interesó el fenómeno, así que sabía un poco hacia donde ir. Si no, se hubiera duplicado el tiempo de investigación. En el libro, lo que he hecho, es unir las piezas para formar una historia completa. Yo siempre digo que Fariña es casi una recopilación, poner negro sobre blanco toda una información que ya existía pero que estaba desperdigada y encorsetada en un formato de noticia de sucesos. Fariña es coger toda esa información, darle una forma bonita y presentarla. Para cualquier persona que le interese el narcotráfico en Galicia, no va a encontrar nada nuevo en el libro. Mucho de lo que cuento yo en el libro ya se sabía, pero en el libro está enlazado, asociado.

–Yo tengo un colega de Vilargarcía de Arousa, precisamente. Le mandé un whatsapp diciéndole que estaba alucinando con lo que pasaba en su pueblo. Imagino que para él no debe ser nada nuevo…

No debe ser nada nuevo, pero sí lo es al mismo tiempo. Igual él no se lleva las manos a la cabeza como tú, cuando lee el libro, pero posiblemente no fuera consciente del fenómeno. Me estoy encontrando con que la gente joven no tenía idea de las dimensiones del tema, incluso gente de la Ría de Arousa. Tenía información, sabía lo que estaba ocurriendo, sabía quiénes eran los capos, pero yo me doy cuenta de que no sabían y no saben el alcance del fenómeno actualmente. Este libro también es una sorpresa para los gallegos. En Galicia creces con ciertos nombres, operaciones, ajustes de cuentas… Estás más familiarizado con el tema que si eres de Barcelona.

Me sorprende del libro la impunidad que ha habido a lo largo de la historia española del narcotráfico, pese a algunas condenas.

¿Te parecen pocos nueve años de condena? Hay que invitar a la reflexión: nueve años de cárcel es mucho tiempo. Quizás la cifra suena a poco, pero imagínate metida nueve, quince años, en una cárcel. Fíjate en que las condenas por narcotráfico en España son de las más duras de Europa. Los narcotraficantes gallegos son los tipos que más cárcel se han comido en este país en democracia, sólo equiparable a los etarras, y en la mayoría de casos, ni siquiera. Quizás la cifra nos suena a poco, pero con la ley en la mano y en comparación con los países de nuestro entorno, el narcotráfico en España se castiga con muchísima severidad. Personalmente, pienso que quince años en la cárcel no son ninguna broma. Te da tiempo para arrepentirte y reflexionar, aunque es verdad que la mayoría de narcotraficantes, por no decir todos los tipos que han caído, no han reflexionado ni se han arrepentido demasiado.

[…]

Puedes seguir leyendo la entrevista a Nacho Carretero en Negratinta.


El número 4 de NegratintaCuba. El ocaso de la última utopía, ya está disponible en la generosa red de librerías con que las que trabajamos. Si no ves en el mapa una que te quede a mano, pregúntanos: librerantes@librerantes.com

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.