Inicio»Sin categoría»Sobre lo insólito, nuestro Jueves Librerante de febrero

Sobre lo insólito, nuestro Jueves Librerante de febrero

4
Compartidos
Pinterest Google+

El Jueves Librerante de febrero versa SOBRE LO INSÓLITO, y, ¡claro!, quién mejor que nuestros admirados Julio Ángel Olivares, Ramón Mayrata, Enrique García Ballesteros y Diego Luis Sanromán para tratar el asunto. Modera el encuentro Raquel Blanco.

Lo celebramos el miércoles 3 de febrero en la librería Venir a Cuento (calle Embajadores, 29 de Madrid), a las 20 h.

¿Por qué nos aterra y atrapa lo insólito? De esto saben —y mucho— Julio Ángel Olivares, autor del inquietante Sonambulia; Enrique García Ballesteros, autor del perturbador Vidas Mías y Diego Luis Sanromán, artífice del insólito y desgarrador Kwass y el arte combinatoria, al que hemos invitado a desmenuzar Cabeza borradora, nada menos.

Pónganse por delante unas muestras de todo lo que puede ocurrir en la planta baja de Venir a Cuento.

Cuentan -cuántas cuentas perdidas cuentan- que en el breve responso de la edad senil se aprende a llorar en silencio, trenzando acordes de susurro y moldeando obsesivamente -reconstruyendo a golpe de péndulo- las virtudes de una postal entregada sin ruego y detenida prematuramente, una estela que no acertó a magullar la eternidad con su cincel y polvo de estrellas. Y afirman por igual vivos y muertos que, mientras se distrae a los demonios de la mente en pleno trance de cesación, ocupamos el reino de los ángulos muertos… (Sonambulia, Bandaàparte Editores)

Allí murió de asco nuestro amor, que ya se tambaleaba agonizante, en medio de una honda depresión, de una rutina despiadada, de una vida lastimera, de un complejo puzle de engaños y miserias. Así mueren las relaciones, como mueren las cosas y las personas. La muerte seguirá siendo un misterio, una incógnita. Y su existencia la única arma efectiva que hace inútiles las luchas y útiles a los demás. (“Asueto” de Vidas mías, Lupercalia Ediciones).

La primera vez que oí hablar de la Máquina-que-se-autodestruye fue en labios de Tom. Tom estaba en cuclillas junto a una fogata y mordisqueaba con aire malevo un cigarrillo apagado. Después se inclinó un poco para encenderlo con las ascuas y dijo: -Solo Lady Blanche sabe dónde se encuentra-. Alguien me contó que en cierta ocasión incluso estuvo a punto de ponerla en marcha. Pero algo falló. Después de aquello no he vuelto a ver a Tom, y es algo que me inquieta.

Para divertirse, se quitaba todo lo puesto y corría en cueros por el campo. Se comía las moscas y decía que estaban un tanto agrias. (“Hay una conspiración comunista en vuestro esperma” de Kwass o el Arte de la combinatoria, Palimpsesto 2.0).

Como colofón, y para que podamos irnos con buen sabor de boca, e incluso dormir plácidamente, como es debido, contaremos con Ramón Mayrata y su amplio anecdotario sobre el mundo de la magia, la prestidigitación, el ilusionismo… y la fantasmagoría (amén de autor de un libro que nos chifla: El mago manco, Fronterad).

Don Manuelito, un asesino a sueldo, ha sufrido mucho tiempo la agonía de la vida sin el paliativo del amor. Pero desde que conoció a Diana ha decidido apartarse del mal como quien deja el tabaco drásticamente. Cuando el tahúr Joe Zigzag, el hombre que jamás perdió una partida, empezó a sentir que añadía belleza al asombro, se convirtió en mago…  Ramón Mayrata nos sumerge en esta novela en el universo de la magia… ¿No es la literatura, también, una forma de magia y el escritor un prestidigitador que mantiene la realidad en suspenso mientras prosigue la fábula?

Literatura, cine, terror, magia. El que no es feliz es porque no quiere

*** Los Jueves Librerantes se celebran cada mes. Casi nunca caen en jueves… Intentamos que sean la primera semana, pero esto hay meses que tampoco lo hemos conseguido. Acontecen a lo largo y ancho del territorio nacional. ¿Tienes una librería y quieres que vayamos con todo el equipo? Pues nada, nos lo dices y allá que vamos. Lo del día y la fecha, en realidad, es lo de menos, lo que de verdad importa es que los Jueves Librerantes son encuentros para charlar acerca de todo lo que nos interesa, que los asuntos a tratar son muy variopintos, como nosotros. Lo importante es que nos gusta encontrarnos con los lectores, con gente curiosa, llenar las librerías, charlar, tratar con la gente en lugar de con las máquinas.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *