Inicio»Textos que nos llegan»Blog del autor»Sobrevivir. Porque yo vuelo

Sobrevivir. Porque yo vuelo

3
Compartidos
Pinterest Google+

Sueño

Mi oficio, mi vida, consiste en sobrevivir; y aunque es difícil yo sé que puedo.

Porque yo vuelo.

Deslizarse sobre todo y sobre todos. Sentir cómo fluye mi entorno. Y prestarle la atención justa, necesaria. Comprender qué seres  son amables,  compañeros,  aliados, o enemigos, peligrosos, adversarios. Un error de juicio puede ser fatal, puede convertir mi supervivencia en mi aniquilación, costarme la vida.

Todo alrededor es azul, más claro, más intenso o más oscuro. Es en este último donde me siento a salvo. La luz me expone demasiado.

Siento una presencia tras de mí. Ha sucedido en tantas ocasiones… Ellos son más fuertes, no sienten su poder, su impacto en nuestras vidas. Pero yo sé de inmediato que estoy en peligro. Giro, de pronto. Quizá esta vez me haya salvado. Somos muchos aquí, donde pensábamos que no estarían.

Huyo. Con todas mis fuerzas. Vuelvo a girar un instante para saber si moriré o sí, por esta vez, he tenido suerte.

Continúo volando a toda la velocidad de la que soy capaz. Siento unas vibraciones que no presagian nada bueno, que tristemente reconozco.

Alguien ha caído. Incluso podría ser de mi familia, o un amigo. Puedo ver la estela de sangre que deja el ataque.

No olvido que estoy volando.

Nunca aceleré tanto. Las cicatrices que me dejaron aquellos extraños hacen que toda mi envergadura se estremezca. No sé si me extinguiré. Tampoco sé si esa figura fantástica, casi triangular, que es mi sombra en el fondo, desaparecerá. Siento la calidez de las aguas de las que salgo, en las que, quizá, nunca más disfrutaré.

Vuelo.


Aquí encontrarás más relatos de Marisol Rodríguez.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *