Entradas Etiquetadas

Caídas

¿Dónde os podéis encontrar? En la caseta 38 de la Feria del Libro de Madrid, con Librerantes.  ¿Con quién podréis compartir una charla interesante? Con Teresa Soto, la autora del poemario Caídas. Será el domingo 04 de junio, a las 12:00h Un pedacito de su obra A ti que lo perdiste todo y buscas y corres para que el gris de las cenizas hable con una voz que diga «deja de buscar, ven aquí, te quiero». Es la experiencia de

Volando sobre versos El programa La Libélula (Radio 3 – RNE) dedica su vuelo a los versos de Teresa Soto. La editorial Incorpore publica Caídas, un poemario muy cuidado que rememora lo ausente. Dividido en dos grandes partes, «El dorado» y «Caídas», llegan a las ondas en la voz de Juan Suárez Leréndez y las piezas de Shuarma, Nubla, Las Flores No Lloran, El Intruso y León Gieco. Los temas que han escogido son los que siguen: Habrá que caer

Madrid, 5 de marzo de 2017 Querida Teresa, Aún perdura el eco de tus versos en nuestra última exposición. Como ya sabes, el colectivo Quinto Espacio tiene la necesidad de buscar otras alternativas a la solemnidad del cubo blanco, como formato expositivo. Así como la necesidad por generar colaboraciones transdisciplinares, desde otros lugares, como el ámbito de la música, la danza o, como en este caso fue, de la poesía y ahí es donde nos cruzamos contigo. Surge la magia

Caídas, de Teresa Soto, en Madrid — ¿Cómo presentarías a un amigo? —le dijo ella. — Con una sonrisa —respondió él. Así empezamos la presentación del poemario , de Teresa Soto. Así queríamos empezar. Sin superlativos ni parafernalias. Desde lo pequeñito, lo cercano. Desde la alegría que se siente al publicar un libro como ese. Un libro que busca amigos, o más bien, cómplices. Así empezamos la presentación, entre cómplices: Teresa Soto, la autora del libro, Nicholas F. Callaway, el autor

Presentación: Caídas, de Teresa Soto Caídas, de Teresa Soto ya está en librerías. Como dice Tahar Ben Jelloun, los poetas son portadores de fuego, «son la luz que apaga las tinieblas, que proporciona las palabras a las cosas que mueren por no ser dichas. Son frágiles y fuertes a la vez. No poseen más que su aliento y su alma que resisten. Pueden ser golpeados, azotados, arrojados al fondo de un pozo, enterrados vivos, su voz sigue alzándose, despertando al